viernes, 31 de agosto de 2007

Cómo lanzar un servicio de Web

Me encontré con M. para hablar de negocios. Con el mínimo budget posible, la idea es lanzar un juego online -al que M. ama por cuestiones artísticas, y que yo creo que está bueno-.
El contexto es global. No nos guía la gloria ni el dinero, al cabo de un tiempo veremos qué pasa. Pensé en el aire los pasos a seguir; notar que sólo hablo de marketing.

  • Setear objetivos técnicos y comerciales creíbles.
  • "Cuántos hits en el mes X" debe quedar firmado.
  • Project con pasos principales y recursos.
  • Lanzar la parte técnica en paralelo, antes. Esto va por su lado.
  • Buscar un angel, mecenas, sicario o matón del Bronx.
  • Sintonizar nombre / logo / tono del mensaje / target.
  • Brindar en este paso.
  • Hacer un mínimo brief creíble y firmado por todos.
  • PR y crear el rumor en el entorno interesado (arte, en este caso).
  • Comunicados de prensa. Tensa espera.
  • Rumor en web de networking.
  • Evaluar en este punto si el branding esperado surtió efecto.
  • Lanzar el blog un mes antes.
  • Concurso dentro del blog? One-year free access?
  • Hablar con los amigos de Google para optimizar los search engines.
  • Decidir el tipo de estadísticas que quiero tener.
  • Lanzamiento
  • Seguir la evolución del tráfico del web site.
  • Ajustar alguna de las campañas.
  • Festejar

2 comentarios:

GUSTAVO dijo...

Te faltó "manijearlo en los medios" y "retirarse con una buena cantidad de guita". Puede sonar escéptico y lejos del glamour tecnológico, pero los éxitos económicos sostenibles en el tiempo son muy pocos en este negocio (como en todos) -salvo que tengas un buen administrador ;). De hecho, la mayor parte de los grandes negocios en la web los hicieron quienes supieron (o acertaron por suerte) el momento adecuado para salir. O me equivoco mucho?

dcollico dijo...

Lo esencial es que la idea sea buena, que esté bien dirigida a un mercado que existe -que ningún jefe de producto le dibuje el business al controller augurando penetraciones del 140%-. Más, en startup pequeño, todo es mucho más manejable. No hay que rosquear como en ambientes corporate para que bendigan a "tu" proyecto.