jueves, 2 de agosto de 2007

Entonces, qué es Web 2.0?

Web 2.0 no es un conjunto de herramientas, características o tecnologías. Es más bien una serie de rasgos distintivos en ciertas aplicaciones exitosas.

Para más datos, buscar en lo que dijo O'Reilly en su momento; propongo un rápido resumen y trato de ir más allá, porque temo que la mera definición esconda la faceta más importante.

  • La Web es el backbone donde fluye todo.
  • Fuera de issues individuales, hay colaboración dinámica y se habla de grupos.
  • Ocurre la emergencia de una inteligencia colectiva
  • HTML fue, más bien se habla de AJAX (Java+XML)
  • No al contenido estático, sí a BdD transaccionales
  • No va más la implantación de software habitual, sino el "perpetual beta".
  • La experiencia del usuario es el "Santo Grial" a perseguir.
Me interesa más el aspecto colaborativo que transforma a los meros "eyeballs" o consumidores de info en "prosumidores", gente que en apariencia no encontramos en la vida off line.
Gracias a ellos va emergiendo una inteligencia colectiva que te sugiere cosas importantes de la vida, id est, dónde tomar un buen café en Buenos Aires o dónde correr en Praga. Lo cual me merece estas pequeñas iteraciones mentales:
  • Porqué somos todos tan colaborativos en el marco de esta Web2.0?
  • Por qué no lo somos en la vida real?
  • Se podría tomar el ejemplo de la Web 2.0 para que emergiera una inteligencia en la clase política argentina?
  • En general, es posible que una nueva ética nazca de la mera tecnología?
Quiero ir más en detalle sobre esto, pero acepto tips previos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

tal vez se deba a que esta tecnología que tiene dimensiones no humanas por sus inagotables alcances y ramificaciones nos hace percatar sobre grado de pequeñez del ser único y nos sugiera la idea de que solo alcanzaremos la universalidad si accedemos la universalidad del tipo que tenemos sentado en la otra mesa del restaurant o del eventual compañero en el ascensor. Creo que esa avaricia por el conocimiento global nos puede hacer, paradójicamente, más colaborativos y generosos.

Bien por buscar ese espíritu, pero no pidamos utopías...inteligencia en la clase política argentina...por favor!

Rosario

dcollico dijo...

Creo que son dos verdades complementarias.
a) hay que entender estas cosas
b) hay que tener humanidad para el ascensor.

Aunque mi mayor utopía sea el manual de frases para extraños en ascensores (:D).

Gracias, Rosario.